Este reseña ha sido redactada para el blog El Dado Único

Ricardo Corazón de León es un juego de negociación publicado en España por Edge pero editado por CMON sin Kickstarter de por medio.

Se presentan dos fases fundamentales en las que los jugadores, pertenecientes a dos facciones enfrentadas, juegan por turnos:

· Primero, se mueven por el tablero para conseguir monedas, cartas o prestigio.

· Segundo, cada jugador en secreto añade dos cartas para formar un mazo que hará avanzar a las facciones en cuatro tracks, lo cual da la victoria a una u a otra.

Ricardo Corazón de León

Desde mi punto de vista, el momento de intensidad y diversión de este juego estriba en la revelación de las cartas de este mazo y su resolución. Ahora presento al Jugador NeutralTM.

El jugador neutral entra en partida cuando somos un número impar de jugadores. Éste no solo tiene la oportunidad de cambiar de facción una vez por turno, sin limitación. Además, no tienen que añadir las cartas en secreto al famoso mazo, sino que añaden cartas DESPUÉS de que haya sido revelado. Básicamente, el jugador neutral decide el movimiento de los tracks, y el juego.

Sólo he jugado con dicho jugador neutral, jugadores impares, y es horrible como esa habilidad decide el curso de la cruzada. El único momento de emoción del juego. Lo convierte en un “vamos a esperar a ver qué hace el jugador neutral añadiendo las cartas y decidiendo básicamente qué sucede”.

Me parece una decisión de diseño nefasta.

No le voy a dar otra partida a este juego a número par porque, sabes, mi tiempo vale algo, y aquella partida insatisfactoria y sin emoción e sun tiempo que he perdido para siempre.

Sé que estoy siendo muy agresivo, pero conseguir cuadrar con cinco amigos y pagar el altísimo precio del juego (que conste que no lo compré yo)  es un esfuerzo que los diseñadores no han valorado. Deberían haber testeado más el juego. Yo no soy betatester de nadie. Además, el manual está lejos de ser perfecto cuando el juego es muy sencillo. La fase de tablero no es demasiado interesante. Sin embargo, sólo quería señalar una mala decisión de diseño.

Ricardo Corazón de León es una burla jugado a número impares

Sí, primeras impresiones y le pongo un sello del enfado que me ha transmitido.

Insuficiente.

Drcheno
Samu también lo jugó conmigo. ¿Qué opinas?
Samu has joined the conversation.
Samu
Es un buen diseño con lagunas, especialmente en un número impar de jugadores donde se pierde la magia del reconteo en las cruzadas. Parece que la facción neutral no está bien balanceada y resta emoción a la partida, haciendo frustrante la experiencia. Es un problema similar al que sufre Galáctica con el simpatizante Cylon, una forma de equilibrar los equipos que acaba siendo insulsa y aburrida. Mi recomendación es jugarlo a 4 y 6 jugadores.

3 Comentarios

  1. Yo también lo jugué con un número impar de jugadores y me pareció que no había otro desenlace posible que que ganase el jugador neutral. A pesar de todo el juego me gustó y tengo ganas de probarlo con un número par de jugadores

      • Justamente ayer jugamos una partida a 6 jugadores y funcionó realmente bien. Hubo mucha tensión (sobre todo en las rondas finales) y negociación, y el entreturno no se hizo largo, que era algo que me daba un poco de miedo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here