No existen muchos juegos de carreras que prescindan de los dados. Incluso Rallyman, un clásico de la simulación, emplea dados, aunque hace gala de una gestión de los mismos muy interesante. 

Sin embargo, Flamme Rouge (reseña aquí) y Snow Tails (reseña aquí) comparten un tema más alegre y menos mecánico, que emplea cartas en mazos propios. Es normal preguntarse si son dos juegos demasiado similares o suficientemente diferentes como para justificar tener ambos en tu ludoteca. Yo los tengo, ¡vamos a comparar!:

Mecánica

Snow Tails cuenta con una mecánica por turnos sencilla de ejecutar, pero compleja al buscar la mejor jugada posible. La idea de que para girar debas potenciar uno de los dos perros es genial.
 
Flamme Rouge cuenta con una mecánica simultánea que agiliza la partida y permite un mayor número de jugadores. El concepto de manejar el cansancio es muy temático.

Duración de partida y número de jugadores

Snow Tails sufre de entreturno y una carrera que dura casi dos horas si los jugadores son novatos al juego. Sin embargo, dicha curva de aprendizaje hace que sea más complejo y gratificante en cada turno.
 
Flamme Rouge es muy rápido, y dando igual el número de jugadores, alcanza el final sin problemas. La mecánica no es demasiado profunda, pero la interacción y el rebufo son lo interesante.

Variabilidad

Snow Tails dispone losetas llenas de elementos, reducciones y curvas, todas con sus exigencias. Cada circuito se sentirá nuevo, y podrás hacer los tuyos propios con facilidad.
 
Flamme Rouge no cuenta con demasiados obstáculos en sus circuitos, más que las subidas y bajadas. La expansión mejora esta limitación. Los circuitos deben ser testados para ver si es posible llegara  su final.

Conclusiones

Tengo Flamme Rouge con Pelotón, y Snow Tails. el primero es más ágil y fácil de aprender, el segundo más duro, sesudo y gratificante. Lo que uno busca en juegos de carreras debería ser velocidad, y ahí Flamme Rouge gana de calle. Sin embargo, la satisfacción de una carrera ganada a Snow Tails es muy superior, aun siendo demandante de concentración, explicación y tiempo.

Creo que ambos son compatibles en la misma ludoteca, contemplando siempre la duración y complicación con el momento y los jugadores que vas a tener en la mesa. Si no sabes por cuál decidirte, piensa con quién los vas a jugar y en qué momento. Si gustan de euros duros, quizás no les apetezca un Snow Tails en medio sino prefieran un rápido y emocionante Flamme Rouge

 

Deja un comentario